Maki Tako, el placer de la fusión

11187153_10153320413926180_6013512848128348266_o

Maki Tako, fusión que inspira.

Maki Tako es fusión.

El aire corre y hace bailar las palmeras, la sensación de tranquilidad de la tarde contrasta con la diversión y algarabía del escenario de la playa que se encuentra al otro lado del restaurante, el día es nublado a ratos, pero con el calor con que ha empezado este año, se agradece que el astro rey nos de descansos aunque sean momentáneos.

Apenas llegamos a la puerta, una mujer amablemente nos recibe y nos acompaña hasta la mesa, el amplio y hermoso comedor es una palapa abierta por un costado y la brisa, el buen clima y el hipnotizante baile del árbol del coco continúan a pesar de estar dentro del restaurante, la tarde es perfecta, el hambre apremia, no queda más que sentarse y disfrutar de una tarde que parece tenerlo todo.

Al mirar al rededor, Maki Tako grita fusión y buen gusto en cada esquina, no se trata solo del nombre ingeniosamente elegido, ni de combinar torpemente dos de las cocinas más espectaculares del mundo, sino de crear un concepto, elevar a lo más alto los detalles de dos culturas y unirlas para crear algo nuevo.

1er Tiempo

maki tako

Ensalada fría de mariscos.

El menú es conciso y efectivo, cortita y al pie diría algún amante del fútbol que conozco, una sopa de lima, exquisitez de la república yucateca, con arroz y tofu llama mi atención, sin embargo, como lo he dicho antes, hace calor y la ensalada fría de mariscos y aguacate, limón y ponzu termina por convencerme y lo ordeno de primer tiempo.

Y entonces sucede, un hermoso plato con camarones, pescado y mejillón llega a mi mesa y me sorprende al instante, el sabor del limón y ponzu, el toque de chile y la perfecta temperatura de los mariscos junto a una refrescante bebida,  han  terminado por echar por tierra al calor y el primer tiempo sale victorioso, ¡Que delicia!  ¡Que fusión! espero con ansias el plato fuerte, que por cierto tendrá que hacer mucho para vencer a la ensalada.

2do Tiempo

Fusión.

Sushi al pastor, fusión perfecta.

Ni bien han pasado unos minutos presto el camarero trae el segundo tiempo, escogí como estelar para esta tarde (que ya se convierte en noche) un par de rollos (maki), el primero, camarón al pastor marinado en achiote y envuelto en aguacate con apenas un toque de salsa piña, el cual engloba de manera magistral la fusión que el restaurante propone y consigue; Se siente México, se siente asiático, el sabor es excelente, el arroz bien cocinado y con la textura perfecta para un maki. El segundo, queso, salmón ahumado y pepino envuelto en plátano macho frito, de nuevo la fusión, de nuevo los sabores, discúlpame Maki Tako por dudar por un momento, si la ensalada fue buena, el plato fuerte es la prueba de que en Oasis, la alta cocina y la gastronomía son más que prioridades, bastiones que resguardan el éxito de la compañía.

Que venga el postre

Para postre Helado de algas y miel de piloncillo, sin embargo antes de que Carlos, el amabilísimo mesero que atiende nuestra mesa pueda llegar a nosotros, descubro casi como sin quererlo, un plato con lo que parecen los tradicionales satay tailandeses bañados en una salsa de mole y como reza el dicho, la curiosidad mató al gato y al confirmar que mis ojos veían lo que creía, tuve que detener la orden del helado y disfrutar primero del famoso platillo  que redondeó la parte salada de la tarde, de nuevo un grito  de fusión, de nuevo un platillo impecable, ahora sí, estamos listos para el helado.

Un broche de oro

fusión

fusión entre culturas y naturaleza

El postre debe siempre ser una estrella, el broche de oro que cierre una buena comida, y en Maki Tako, un lugar pensado de pies a cabeza para ofrecer a los clientes y huéspedes del hotel una experiencia inolvidable, el postre es sin duda alguna, el recuerdo que llevarás a casa  y el platillo que le contarás a todo el mundo probaste en Cancún, el helado de algas combina, de manera muy inteligente, no solo el sabor de la comida asiática y mexicana, sino además la sensación del mar y la frescura de la tarde, No queda más que agradecer, la tarde ha sido perfecta, la noche cae ya sobre el hermoso hotel que alberga el restaurante, es hora de irse, panza llena, corazón contento y la sorpresa de encontrarme con una fusión limpia y elegante, con un concepto, con un lugar al que definitivamente pienso regresar.

¿Quieres conocer más sobre la gastronomía de Oasis?

► White Box.

► Benazuza.

https://www.youtube.com/watch?v=LcmJ_SC1Gxs

About the Author
  1. Pingback: Los mejores restaurantes de Oasis. Oasis Hoteles & Resorts.

  2. Pingback: El nuevo Oasis Palm. Oasis Hoteles & Resorts.

Leave a Reply

*